Gases refrigerantes
Información sobre los gases refrigerantes

Como funcionan los gases refrigerantes: Tipos y prohibiciones

Resulta ser una buena pregunta para quien los utiliza a menudo porque así lo demandan sus sistemas y siente curiosidad por ir un paso más allá. Desde Gases Refrigerantes Europa vamos a contarte, de manera sencilla y escueta, qué son los gases refrigerantes, qué tipos existen y por qué se habla tanto de sus usos y prohibiciones.

¿Qué es un gas refrigerante?

Gas refrigerante es todo aquel fluido capaz de absorber el calor a temperatura baja cuando la presión del entorno también lo es. Con su combinación con elementos evaporadores y compresores es capaz de ofrecer aire acondicionado y refrigeración.

Estos actúan manteniendo o reduciendo la temperatura del entorno en el que se encuentran a base de extraer su calor y transferirlo a un cuerpo más frío en lo que se conoce como ciclo de refrigeración.

Tipos de gases refrigerantes

La clasificación más evidente e importante es aquella que nos habla de la inclusión de flúor en su composición. Así, tenemos gases refrigerantes fluorados y no fluorados.

Fluorados

Son aquellos que incluyen flúor en su composición, lo cual los convierte en soluciones nada respetuosas con el medio ambiente. Hablamos de hidroclorofluorocarbonos, hidrofluorocarbonos e hidrofluoroolelinas.

Su uso se da, por lo general, en grandes equipos de refrigeración, como los utilizados en los aires acondicionados de grandes superficies como centros comerciales, supermercados, etc. Evidentemente, también los encontramos en las bombas de calor.

No fluorados

También se les denomina como refrigerantes naturales por producirse a partir de procesos propios de la naturaleza. En este grupo encontramos el subtipo de hidrocarburos, el amoniaco y el dióxido de carbono. Por supuesto, son mucho menos agresivos con el entorno.

Estos se utilizan en sistemas de menor tamaño debido, en parte, a que su rendimiento es menor.

Prohibiciones sobre los gases refrigerantes

Las prohibiciones en relación a estos elementos se relacionan con el PCA (potencial de calentamiento atmosférico), que es una cifra que nos indica cuán potentes son estos a la hora de producir calentamiento atmosférico.

Actualmente no se puede utilizar el HCFC puro cuando hablamos de mantener y recargargar los equipos de aire acondicionado o de refrigeración que ya estén montados. Esto se da desde el año 2010.

A partir del 2015 tampoco se puede hacer uso de HCFC reciclados, de acuerdo al consenso por ir retirándolos.

La solución pasa por el uso de los refrigerantes verdes, si bien, estos sólo podrán utilizarse desde la instalación de los sistemas hasta el 2022. Tras ello, sólo podrán utilizarse como mantenedores.

Desde ese momento, cualquier gas refrigerante cuyo PCA supere el 150 no se podrá utilizar en ningún equipo nuevo ni de refrigeración ni de congelación en el ámbito comercial ni tampoco en centrales frigoríficas multicompresor compactas que tengan una potencia superior a los 40 Kw.

Medio ambiente, prohibiciones

Por supuesto, ya se han encontrado propuestas para muchos de estos gases y otras se siguen estudiando y valorando, de manera que podamos seguir disfrutando de sus bondades, pero respetando al máximo nuestro planeta.

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.